Skip to main content

Cada vez que viajamos en auto, cargamos nuestro celular, encendemos luces o ponemos en marcha un electrodoméstico estamos generando gases que se acumulan en la atmósfera perjudicando al medioambiente. Para medir la emisión de estos gases existe un indicador llamado ‘‘Huella de Carbono’’ el cual representa el volumen total de gases de efecto invernadero que producimos. Este indicador puede medir el volumen generado por una persona, una empresa, un producto o una ciudad. 

Ser conscientes de la gravedad del impacto que tienen estos gases sobre el planeta ha llevado a los líderes y gobernantes de las principales ciudades del mundo a replantear su diseño urbanístico a fin de encontrar una forma de reducir su huella de carbono y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. 

Como respuesta a esta problemática surgió, de la mano del científico Carlos Moreno, el concepto urbano de ‘‘Ciudades de 15 Minutos’’.  Esta idea consiste en la creación de vecindarios en los que las personas que viven allí puedan satisfacer sus necesidades básicas (vivienda, trabajo, compras, alimentación, educación, recreación y salud) caminando hasta 15 minutos o bien andando en bicicleta. 

En adición a los beneficios que supone para el medioambiente, visto desde una perspectiva social, esta teoría sostiene que, si se logran dar estas condiciones, los seres humanos serán más felices, generarán mejores vínculos y estarán más a gusto con su comunidad.

Las ciudades de 15 minutos contrastan fuertemente con la planificación social de los últimos 100 años. Actualmente es común encontrar las zonas industriales separadas de las zonas residenciales o de entretenimiento. Esto anteriormente tenía sentido cuando las fábricas producían desechos que eran dañinos para las personas, pero hoy en día, las tecnologías evolucionaron y ya no es necesario mantener dicha distancia. 

El concepto de Moreno, por el contrario, se basa en los siguientes 4 principios: proximidad, diversidad, densidad y ubicuidad. Su plan apunta al rediseño de ciudades que combinen en sus inmediaciones oficinas, escuelas, comercios, casas, espacios verdes, etc.

Ahora bien, si en estas nuevas ciudades se podría llegar a todos lados a pie o en bicicleta… ¿sería este el fin del transporte público y de los autos? La respuesta es no. Si bien a simple vista podría parecer que no hay necesidad de ellos en las ciudades de 15 minutos, la realidad muestra que la eficiencia llevada al transporte público constituye un pilar fundamental dentro del modelo para desalentar el uso de automóviles particulares, unir distintos vecindarios e incentivar el rediseño bajo este modelo. 

Hoy en día en Paris el 66% del espacio está compuesto por calles para que los autos circulen. Cada auto lleva en promedio 2 personas, lo cual no es eficiente ya que, si toda la gente se trasladase en transporte público no solo se generaría menos contaminación ambiental, sino que, además, se podrían transformar las calles que no son transitadas por los buses en espacios verdes, o darle algún otro tipo de finalidad que contribuya con el proyecto de los 15 minutos.

Para quienes están acostumbrados a trasladarse en su propio auto, cambiar a una bicicleta, un autobús o caminar esas distancias puede suponer un trastorno ya que es más difícil calcular cuánto tiempo demorará en llegar de un punto al otro. Para simplificar esto, las herramientas de mapeo dinámico y tránsito de HERE pueden ser un gran aliado. 

Con estas herramientas el usuario siempre estará informado sobre el estado del tránsito, obras viales y accidentes en tiempo real. También podrá personalizar mapas con los atributos que quiera considerar, obteniendo información confiable al instante.

Es importante destacar que si bien el proceso de rediseñar una ciudad para transformarla en una de 15 minutos parece ser una tarea dificultosa o incluso imposible de alcanzar en algunos casos, individualmente existen diversas acciones que podemos adoptar tanto en nuestra vida particular como laboral para disminuir la huella de carbono y generar un impacto ambiental positivo. Algunas de ellas son:

  • Ceder espacio vial para automóviles a peatones, bicicletas y espacios verdes
  •  Implementar tecnologías de vehículos conectados para guiar a los conductores a las playa de estacionamiento designadas, lo que reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2

Es hora de tomar conciencia sobre el medioambiente y de modificar nuestras conductas para influir positivamente en él. ¡Informarse sobre los beneficios que las tecnologías de mapeo de HERE Maps puede ofrecerte a vos y a tu empresa es el primer paso! 

Somos Marker, especialistas en localización inteligente. Si te interesa saber más sobre Here y cómo hacer tu negocio más productivo con tecnologías de mapeo no dudes en agendar una reunión con nosotros

Leave a Reply